Ley que crea el Registro Nacional de Mortinatos

Ley que crea el Registro Nacional de Mortinatos

Hace poco más de un mes el presidente Sebastián Piñera promulgó la ley que crea el Registro Nacional de Mortinatos, iniciativa que permitirá que madres y padres de manera voluntaria puedan sepultar con un nombre y apellido a un hijo que muere antes de nacer.

El citado proyecto tuvo en el Congreso amplio apoyo, permitiendo con ello la individualización, inhumación o disposición de sus restos (sepultación), sin que implique “reconocer un estatuto jurídico o derecho alguno al mortinato, ni producir alguna clase de efectos jurídicos, en ningún ámbito”, según sitio del Senado. Por tanto, se otorgará a la gestante o a la persona autorizada, la facultad de inscribir a sus mortinatos en el listado que llevará el Servicio de Registro Civil e Identificación.

La iniciativa indica que se entenderá por mortinato a “todo producto de la concepción, identificable o diferenciable de las membranas ovulares o del tejido placentario o materno en general, que cese en sus funciones vitales antes del alumbramiento o bien antes de encontrarse completamente separado de la persona gestante, muriendo y que no ha sobrevivido a la separación un instante siquiera”.

En tanto, en el registro se indicarán nombres, apellidos y el sexo (si alcanza a determinarse). Además de forma anexa y reservada, será necesario contar con el certificado médico de defunción y estadística de mortalidad fetal. Junto con ello, la individualización del mortinato, gestante y progenitor, si éste lo autoriza.

En otro aspecto, se establece que la interpretación de esta ley no debería obstaculizar de modo alguno el acceso a la interrupción voluntaria del embarazo (aborto) bajo las tres causales legales en vigencia.

Se indica también que la ley es retroactiva. Esto es, si se tiene un certificado médico de defunción y estadística de mortalidad fetal, emitido con anterioridad a la entrada en vigencia de la normativa, se podrá solicitar la inscripción en el Catastro de Mortinatos.