Un impulso indiscutible al emprendimiento, aquí y ahora

Un impulso indiscutible al emprendimiento, aquí y ahora

Establecer incentivos que reactiven la inversión favoreciendo, prioritariamente a las Pymes, apuntado a la innovación y el emprendimiento es, declaradamente, uno de los varios objetivos de la Modernización Tributaria. Entre las más de 160 modificaciones la llamada depreciación instantánea es una propuesta que fomenta la inversión en activos fijos de las Pymes al conferirles una depreciación, como su denominación lo indica: instantánea.

Toda empresa invierte parte importante de sus recursos en bienes destinados a producir, no ha revenderlos. Constituyen el Activo Inmovilizado. Inversión o no, implican un gasto un desembolso al adquirir bienes, que, con el tiempo, experimentan un menoscabo, la depreciación causada por su obsolescencia. Contablemente y tributariamente constituyen un gasto que se va rebajando de los ingresos de la empresa conforme a una Tabla de tiempo, es la cuota de depreciación de cada bien. Entonces el desembolso de ese bien se va rebajando, en cuotas, en el tiempo. Por ejem. un camión se depreciará en 7 años (se rebaja de los ingresos ese periodo). La nueva propuesta de Modernización Tributaria, propone un régimen transitorio de depreciación total, instantánea e íntegra en el mismo ejercicio en que sea adquirido, para contribuyentes de 1ª Categoría, sobre renta efectiva, para la Región de la Araucanía, por 24 meses, debiendo permanecer ese bien en la producción en la Región durante 3 años. Para el resto de las regiones, es distinto. A buen entendedor pocas palabras, es evidente que a esa empresa le convendrá adquirir activos del Activo Inmovilizado. Va a ser, además, un buen negocio.